miércoles, 6 de marzo de 2013

LA VERDAD Y LAS FORMAS JURÍDICAS



En su cuarta conferencia Foucault nos explica como se constituyó la sociedad disciplinaria. La formación de esta sociedad se da gracias a un suceso con dos facetas aparentemente contradictorias; la reforma y reorganización del sistema judicial y penal en los países europeos y en el resto del mundo.

En los dos casos analizados(Inglaterra y Francia) se dan practicas extra-penales que llevan a la desviación de la teoría judicial y penal, creando grupos y mecanismos de vigilancia, control y corrección(aspectos fundamentales del panoptismo) del comportamiento en sociedad. En Inglaterra se conformaron grupos(religiosos disidentes, religiosos, con miras económicas y de autodefensa paramilitar) que, para escapar a un derecho penal característicamente salvaje, crearon una serie de instrumentos de autocontrol que fueron finalmente apropiados por el poder central. En Francia, por su fuerte aparto estatal, se establecieron instrumentos centrales de control(policía) a la aristocracia, burguesía y rebeldes,(surgen conceptos como peligrosismo y comportamiento virtual) que finalmente fueron empleados por diferentes grupos sociales (por medio de las lettre-de-cachet) desde la base social.

La asimilación e institucionalización de estas prácticas extra-penales originadas en las bases sociales responden a la nueva distribución espacial y social de la riqueza industrial y agrícola a finales del siglo XIII. Con el fin de proteger las riquezas de la depredación, se tomaron los controles sociales de origen popular y se organizaron de forma autoritaria y estatal.

En su quinta conferencia Foucault amplia el proceso de estatalización de los procesos panópticos incipientes de las bases sociales. En principio señala la paradoja que presenta el surgimiento y estatalización del panoptismo precedido por la formación de la teoría legalista del derecho penal.

Como ya se había mencionado, la estatalización inicial de estos procesos respondía a la protección de la nueva distribución de las riquezas causada por los comienzos del capitalismo. Así mismo se continuo bajo la funcionalidad que cumplía este panoptismo al modelo de producción capitalista. Foucault señala que este panoptismo es esencialmente diferente de el originado en las bases sociales, pues el originario pretendía un control sobre un individuo por otros individuos del mismo grupo, mientras en el sistema de instituciones panópticas del siglo XIX(escuelas, hospitales, prisiones, fábricas, manicomios) el hecho de ser individuo indica que la persona era situada en una institución, la cual constituye el grupo o colectividad vigilada.También es posible oponer la reclusión del siglo XVIII que tenía por objetivo la exclusión del grupo social a la reclusión del siglo XIX que tiene la finalidad de ligar a los individuos a los aparatos de producción por medio de la formación y corrección de los productores, es decir una inclusión y normalización por exclusión.

De esta forma se ha conformado una red institucional de secuestro en la cual no es discernible ni vital el poder Estatal directo. Esta red ejerce un control sobre el cuerpo del individuo de forma que este tenga tiempo vital, del que esta misma red propicia el cambio a tiempo laboral. Simultáneamente se asegura de que este tiempo laboral esté disponible al mercado de producción y de esta forma se constituya la fuerza laboral.

Finalmente Foucault explica la confluencia de diferentes tipos de poderes(sub-poderes) en esta red de secuestro institucional. Hay poder económico en la forma de pagos de salarios y costos de servicios prestados, poder político en las disposiciones reglamentarias y ordenanzas dentro de las instituciones, judicial en la posibilidad de castigar y recompensar dentro de la institución y finalmente epistemológico en la capacidad de formar conceptos de los individuos extraídos de sus prácticas, ya sea para la definición del individuo o para la conformación en las normas de la misma institución.

A partir de este análisis Foucault establece que de esta manera se explica la existencia de las cárceles, que el trabajo no es en absoluto la esencia concreta del hombre y que las ciencias humanas y el hombre como objeto de la ciencia son producto del sub-poder epistemológico de la red de secuestro.

Mateo Zuluaga

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada